viernes, 16 de febrero de 2018

Red Velvet



Nada mejor que compartir un porción de Red Velvet en el día de los enamorados
¿No les parece?

Para agasajar a mi familia el 14 de Febrero preparé esta torta riquísima de postre. Y digo familia porque estoy completamente enamorada de mi marido, mi compañero y amigo, pero también de mis hijos: mi princesa y mi príncipe, dos soles inmensos en mi vida.

Y cómo no regalarles algo rico, algo que podamos compartir juntos.




Es la tercera vez que hago esta torta. La primera me aventuré con una receta larguísimaaaaa, no sé porque tenía tantos pasos y la verdad que casi desistí, pero al final cuando estuvo lista me gustó muchísimo. Era la primera vez que probaba un red velvet.

En la segunda oportunidad que la preparé fue para mi cumple en Octubre pasado pero esta vez me guié de la receta de Alma Obregón a quien descubrí en sus programas "Dulces con Alma" y me pareció super sencilla. La hice tal cual y me encantó.
Les dejo el link para que conozcan su receta:

Y en esta ocasión fui adaptando la receta a nuestros gustos. Por ejemplo reemplazar el aceite de oliva por uno de sabor más neutro.




Pues bien, les comparto mi receta:

Ingredientes:

*300 gr de harina leudante
*300 gr de azúcar
*50 gr de cacao amargo
*2 huevos
*100 ml de aceite de girasol
*250 ml de leche
*esencia de vainilla
*4 cucharadas de vinagre blanco
*1 cucharadita de bicarbonato de sodio
*Colorante en pasta rojo

*250 gr de manteca
*250 gr de queso crema
*300 gr de azúcar impalpable




Preparación:

-Precalentar el horno aprox a 180 °
-Enmantecar y enharinar un molde de 24 cm.
-Colocar 2 cucharaditas de vinagre blanco a la leche y mezclar. Dejar reposar unos minutos. (este será nuestro sustituto del buttermilk)
-Como inicia Alma Obregón, batir el aceite, el azúcar y los huevos hasta homogeneizar todo.
-Tamizar la harina con el cacao.
-Añadir progresivamente e intercalando la harina tamizada con el cacao y la leche con el vinagre. 
-Mezclar en un recipiente la cucharadita de bicarbonato con las dos cucharadas de vinagre e inmediatamente (al burbujear) la incorporamos a nuestra preparación. Mezclar bien.
-Antes de finalizar, sumar una cucharadita de esencia de vainilla y una cucharadita de colorante en pasta (a este último pueden ir ajustándolo de acuerdo a la intensidad que deseen de rojo en su red velvet)
-Verter la preparación en el molde y llevar a horno entre 25 o 30 minutos o hasta que al introducir un palillo, este salga seco.

Para realizar nuestro relleno y cobertura batimos la manteca pomada con el azúcar impalpable hasta cremar todo muy bien (unos 5 minutos con batidora eléctrica). Agregamos el queso crema y unas gotas de esencia de vainilla y batimos unos 2' más.

Cortamos nuestra torta en partes iguales y rellenamos con la crema. La idea del red velvet es dejar a la vista los discos de color rojo por lo tanto no es necesario cubrir todo con la crema sino simplemente hacer unos pico en la parte superior. Finalmente decorar con migas del mismo bizcochuelo.

Tip: Para que los discos de bizcocho luzcan su rojo intenso cortar con una cintura los mismos a fin de descartar los bordes de la torta que al cocinarse quedan más dorados. Y reservar de dichos cortes las migas para decorar.





No duden en probar esta torta riquísima si aún no lo han hecho. Personalmente me encanta.
Espero que hayan tenido un hermoso día de los enamorados.
Feliz fin de semana!!!



1 comentario:

  1. Es que mira que está buena!!!, También suelo hacer la receta en versión cupcakes...y nadie se resiste!!!, jajaja...Besines!!!

    ResponderEliminar