viernes, 16 de febrero de 2018

Red Velvet



Nada mejor que compartir un porción de Red Velvet en el día de los enamorados
¿No les parece?

Para agasajar a mi familia el 14 de Febrero preparé esta torta riquísima de postre. Y digo familia porque estoy completamente enamorada de mi marido, mi compañero y amigo, pero también de mis hijos: mi princesa y mi príncipe, dos soles inmensos en mi vida.

Y cómo no regalarles algo rico, algo que podamos compartir juntos.




Es la tercera vez que hago esta torta. La primera me aventuré con una receta larguísimaaaaa, no sé porque tenía tantos pasos y la verdad que casi desistí, pero al final cuando estuvo lista me gustó muchísimo. Era la primera vez que probaba un red velvet.

En la segunda oportunidad que la preparé fue para mi cumple en Octubre pasado pero esta vez me guié de la receta de Alma Obregón a quien descubrí en sus programas "Dulces con Alma" y me pareció super sencilla. La hice tal cual y me encantó.
Les dejo el link para que conozcan su receta:

Y en esta ocasión fui adaptando la receta a nuestros gustos. Por ejemplo reemplazar el aceite de oliva por uno de sabor más neutro.




Pues bien, les comparto mi receta:

Ingredientes:

*300 gr de harina leudante
*300 gr de azúcar
*50 gr de cacao amargo
*2 huevos
*100 ml de aceite de girasol
*250 ml de leche
*esencia de vainilla
*4 cucharadas de vinagre blanco
*1 cucharadita de bicarbonato de sodio
*Colorante en pasta rojo

*250 gr de manteca
*250 gr de queso crema
*300 gr de azúcar impalpable




Preparación:

-Precalentar el horno aprox a 180 °
-Enmantecar y enharinar un molde de 24 cm.
-Colocar 2 cucharaditas de vinagre blanco a la leche y mezclar. Dejar reposar unos minutos. (este será nuestro sustituto del buttermilk)
-Como inicia Alma Obregón, batir el aceite, el azúcar y los huevos hasta homogeneizar todo.
-Tamizar la harina con el cacao.
-Añadir progresivamente e intercalando la harina tamizada con el cacao y la leche con el vinagre. 
-Mezclar en un recipiente la cucharadita de bicarbonato con las dos cucharadas de vinagre e inmediatamente (al burbujear) la incorporamos a nuestra preparación. Mezclar bien.
-Antes de finalizar, sumar una cucharadita de esencia de vainilla y una cucharadita de colorante en pasta (a este último pueden ir ajustándolo de acuerdo a la intensidad que deseen de rojo en su red velvet)
-Verter la preparación en el molde y llevar a horno entre 25 o 30 minutos o hasta que al introducir un palillo, este salga seco.

Para realizar nuestro relleno y cobertura batimos la manteca pomada con el azúcar impalpable hasta cremar todo muy bien (unos 5 minutos con batidora eléctrica). Agregamos el queso crema y unas gotas de esencia de vainilla y batimos unos 2' más.

Cortamos nuestra torta en partes iguales y rellenamos con la crema. La idea del red velvet es dejar a la vista los discos de color rojo por lo tanto no es necesario cubrir todo con la crema sino simplemente hacer unos pico en la parte superior. Finalmente decorar con migas del mismo bizcochuelo.

Tip: Para que los discos de bizcocho luzcan su rojo intenso cortar con una cintura los mismos a fin de descartar los bordes de la torta que al cocinarse quedan más dorados. Y reservar de dichos cortes las migas para decorar.





No duden en probar esta torta riquísima si aún no lo han hecho. Personalmente me encanta.
Espero que hayan tenido un hermoso día de los enamorados.
Feliz fin de semana!!!



martes, 6 de febrero de 2018

Mesa dulce de Navidad



Navidad, hermoso momento para compartir junto a nuestra familia y amigos. Y nada mejor que preparar algo rico para agasajar a nuestros invitados.




La mesa dulce que organicé para la Navidad pasada era un pendiente que tenía reservado para compartir con ustedes. Hace un tiempo que celebrar la nochebuena en casa se ha convertido en una tradición y eso sinceramente me encanta. Disfruto cada minuto que paso organizando todo: adornos, regalos, cosas ricas.




En esta ocasión preparé una mesa dulce llena de caritas de renos con narices rojas de chupetín, un árbol de navidad hecho con cupcakes y galletas de manteca con forma del hombre de jengibre.




Para los cupcakes preparé mi típica receta de vainilla con buttercream de merengue. Por si quieren revisarla les dejo los link:






Y para las galletas, mi típica receta de Galletas de manteca con un toque de jengibre y canela.

Ingredientes:

*100 gr de manteca
*220 gr de azúcar
*3 yemas 
*300 gr de harina leudante
*esencia de vainilla
*canela
*jengibre en polvo o fresco
*1 cucharada de cacao amargo en polvo




Preparación:

-Cremar la manteca pomado con el azúcar
-Sumar unas gotas de esencia de vainilla, media cucharadita de canela y media de jengibre en polvo.
-Agregar las yemas de a una y mezclar.
-Incorporar la harina tamizada con el cacao y trabajar la preparación hasta obtener una masa homogénea.
- Dejar reposar la masa 1/2 hs en la heladera.
-Estirar la masa (aprox. de medio cm) y cortar con el molde elegido.
-hornear 10' aprox.




Y para decorar estas galletas lo mejor es preparar un glasé real bien fluido de la siguiente manera:

Batir una clara hasta que espume, sumar unas 10 gotas de jugo de limón y paulatinamente 200 gr de azúcar impalpable mientras continuamos batiendo.

Decorar nnuestras galletas con manga y sumar algunos confites de colores si lo desea.




Listas las galletas (una vez que secó el glasé) las coloqué en bolsitas con un lazo y mi niña pintó con acuarelas simpáticas tarjetitas que acompañaron nuestras galletas y que regalamos a todos nuestros invitados.




jueves, 1 de febrero de 2018

Cupcakes de vainilla



Sugar, sugar!!!!
Bienvenidas chicas a nuestro Reto "Dulce que te quiero Dulce 2018"
Este año la propuesta es hacer cupcakes, uno para cada mes del año. La receta es a elección de ustedes, la que hacen habitualmente, la que más les gusta, la que tenían pensada para engalanar sus mesas dulces, la que quieren probar hace tiempo... en fin, recetas de cupcakes por doquier.





En el 2017 hicimos Postres. Este año les tocó a los cupcakes.
Y para arrancar el año les comparto mi receta básica. La que preparo la mayoría de las veces. Si alguna vez vieron las mesas dulces de los cumples de mis niños o sus bautismos habrán notado que nunca faltan estas mini tortitas que tan bien engalanan nuestras mesas.




A mis cupcakes de vainilla suelo acompañarlos con copos de merengue o crema de manteca también saborizada con vainilla. Y nunca falta una pequeña flor de azúcar o unas granas de colores para completar la deco.




Pues bien, sin tantos preámbulos les comparto mi receta. De seguro las suyas deben ser muy similares.

Arranquemos con los cupcakes:

Ingredientes:

*100 gr de manteca
*200 gr de azúcar
*200 gr de harina leudante
*2 huevos
*esencia de vainilla




Preparación:

-Batir la manteca pomada (la sacamos unos minutos antes de la heladera) con el azúcar hasta cremar todo.
-Incorporar de a uno los huevos y seguir batiendo.
-Sumar una cucharadita de esencia de vainilla. Quedaría mucho mejor si sumamos las semillitas de la chaucha de vainilla.
- Agregar lentamente la harina tamizada y continuar batiendo a velocidad mínima (con batidora eléctrica)
-Llenar 2/3 de los pirotines (moldes o cápsulas) con nuestra preparación.
-Llevar a horno moderado entre 15 o 20 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco.
-Antes de glasear dejar enfriar bien.





La crema de manteca:

Batir 100 gr de manteca pomada con 150 gr de azúcar impalpable. Sumar 3 cucharadas de leche a temperatura ambientes y unos gotas de esencia de vainilla. Batir unos minutos más hasta cremar todo.
Decorar con manga nuestros cupcakes.




Una recata básica ya que podemos cambiar la esencia por la ralladura de algún cítrico y adaptarla a nuestros gustos. Además es super sencilla de realizar y rinde aprox. para 12 0 15 cupcakes.




Las mini tortas quedan muy espojosas, con un suave sabor. Y la crema acompaña de 10 puntos.
No duden de probarla y adaptarla a su paladar.




Al final de esta entrada encontrarán un link para enlazar su receta. La idea es armar entre todas un gran recetario de deliciosos y novedosos cupcakes.
¿Se suman?
Bienvenidas entonces!!!!


jueves, 11 de enero de 2018

Dulce que te quiero Dulce: Cupcakes



Hola gente dulcera!!!!
Año nuevo, Reto nuevo.

¿Quieren sumarse?

Les cuento un poquito de que se trata. 
En este Dulce que te quiero Dulce compartiremos 12 sabores de cupcakes distintos. Un sabor diferente para cada mes. 

El último día del mes publicaremos nuestras recetas en cualquier hora. Al final de la entrada que yo publique encontrarán un link para enlazar su post.




Los sabores son interminables. Pueden optar por el que prefieran. Así mismo las coberturas y deco que hagan en los mismos. Incluso si lo desean pueden formar dibujos con los cupcakes como el arbolito de Navidad que yo hice (de seguro son mucho más creativas que yo).

El mundo de los cupcakes es algo relativamente nuevo para mí. Día a día incursiono un poco más en el tema ya que me encantan, sobre todo para incluirlos en las mesas dulces de los cumples de mis niños o de cualquier evento.





Las espero encantada en este Dulce que te quiero Dulce 2018.
Hagamos cupcakes!!!

¿Se suman?



jueves, 21 de diciembre de 2017

Frutillas con crema



Bienvenido verano!!!
Día de intenso calor, tormenta sorpresivas y más calor!!!

Nada mejor que arrancar con un postre riquísimo, uno de mis preferidos y tan fácil de preparar: Frutillas con crema.




Ingredientes:

*400 gr de frutillas
*100 gr de azúcar común
*jugo de medio limón
*250 gr de crema de leche.
*100 gr de azúcar impalpable
*esencia de vainilla




Preparación:

-Cortar las frutillas en cuartos o láminas no muy finas, colocar en un recipiente y sumar los 100gr de azúcar común más el jugo de medio limón. Llevar a heladera aprox 1hs.
-Batir la crema de leche con el azúcar impalpable hasta obtener punto chantilly y agregar unas gotas de esencia de vainilla. Reservar en la heladera.
-Servir una porción de frutillas, colocar encima la crema y luego una cucharada del jugo que quedó en el recipiente donde estaban las frutillas.

Fácil? Facilísimo




Un postre muy rico y que se logra en poco minutos. Otra opción pueden ser duraznos, arándanos, ananás. La fruta que prefieran.